Archive for 29 abril 2012

Carta de una valiente dama al presidente

abril 29, 2012

Hugo, esta noche después de escucharte, de analizar detenidamente tus gestos, tus palabras, tus ojos tristes y angustiados… he llegado a una muy triste conclusión: ¡ERES EL ÚNICO ENFERMO QUE NO ME HA INSPIRADO NI LÁSTIMA, NI MISERICORDIA NI PIEDAD!

Lo digo con tristeza, porque nunca hubiera deseado sentir indiferencia ante el dolor ajeno… pero te confieso que es así.

No me alegro de tu mal pero tampoco me conmuevo… para ser sincera… me importa un bledo… sí… así como leíste… me tiene estrictamente sin cuidado lo que te pasa y lo que te pasará en el futuro.

No me conmovieron ni tus lágrimas, ni tus palabras, ni mucho menos el rostro de tu madre, cómplice tuya en muchos delitos, ni lo que pueda sentir… ¡qué horror!… me pregunté en ese momento: ¿Cómo es que no siento nada?, sencillo Hugo, a continuación te haré un brevísimo recuento de lo que yo recordé mientras tu rezabas ¿?…llorabas ¿? y pedías por tu salud.

Primero que nada… fuiste muy deshonesto con tus coterráneos… te hiciste pasar por un demócrata y resultaste comunista.

Eres responsable del 27 y 28 de febrero de 1989 y de sus muertos. El 4-F llevaste engañados a la muerte a jóvenes soldados venezolanos y además murieron ciudadanos civiles en nuestras calles, solo por tu ambición desmedida de poder.

Eres responsable de la muerte de varios infantes de marina, en el sitio de Cararabo, a manos de tus amigos del ELN… tú fuiste el campanero, o sea, fuiste el vulgar delator. Así lo sabia Mons. Velazco. De ahí, tu odio y el atropello de que fue objeto su sepelio (entre piedras e improperios).

Te recordaré someramente que destruiste vidas y hogares como los de 19 venezolanos el 11-A

¿Recuerdas a la joven Keyla Guerra?… murió a manos del “caballero GOUVEIA”

Hugo, recordemos ahora a los soldados quemados de Fuerte Mara a manos de un desalmado ascendido por ti después del horrendo crimen…

Dejaste tres hijos huérfanos cuando uno de tus militares asesinos disparó contra Evangelina Carrizo… el delincuente está en libertad.

Dejaste un viudo destrozado en el momento en que, públicamente, tus esbirros asesinaron en el 2004 a Maritza Ron cuando valientemente salió a protestar por el fraude que llevaste a cabo con la anuencia de la Coordinadora Democrática, de Carter, de Cisneros y de Gaviria. Lo que te permitió usurpar el poder hasta ahora.
¿Ya te olvidaste de Antonio López?… Abogado hijo de los esposos López Castillo… Aún recuerdo que tus funcionarios policiales le notificaron la muerte del hijo en Plaza Venezuela, a causa de varios disparos, cual delincuente, diciéndole: “A TU HIJO LO MATAMOS COMO A UN PERRO”… Aún recuerdo, que después de “sembrarle” explosivos en su casa, ambos padres ancianos fueron esposados y llevados a un calabozo donde tuvieron que dormir en el suelo, sin agua ni alimentos y sin poder asistir al sepelio de su hijo.

Recuerdo también al joven Juan Carlos Sánchez, escolta de Patricia Poleo, torturado y asesinado por esbirros de la Disip.

Mi mente guarda aún la forma como echaste a los empleados de PDVSA, como les robaron sus ahorros, sus prestaciones y hasta sus enseres de personales de la oficina… ¿sabías que algunos fallecieron de infarto y hasta suicidio a consecuencia de haberlo perdido todo?

Todavía me estremezco al recordar las imágenes de Los Semerucos y Campo Médico. Niños, ancianos y mujeres atropellados y abusados por tu gloriosa GN.

Aun recuerdo a José Vilas (creo que ese era su nombre) fallecido en los Altos Mirandinos, también a consecuencia de tus funcionarios.

Sin rastro de conciencia, ordenaste la condena de policías inocentes, a la pena máxima, solo para encubrir que tu, Tiburón I, ordenaste el asesinato de 19 venezolanos.

Presos has mantenido enfermos a muchos de esos policías inocentes, a la Dra. Afiuni, a Peña Esclusa (ya libre, gracias a Dios) y a muchos que mi memoria no alcanza recordar, porque han sido demasiados los abusos y atropellos.

Dejaste morir DE HAMBRE a un hombre digno y honesto como el señor Franklin Brito y destruiste esa familia…

Hugo… ¿será que has podido dormir todos estos años? ¡Catorce años de destrucción, de oprobio, de humillación, de ignominia, de terror, de dolor!… ¿Será que aquella vocecita que llaman CONCIENCIA te ha dejado tranquilo?

Aún tengo presente como dejaste en la calle a los empleados de RCTV y nos dejaste sin la querida señal, solo porque Marcel Granier no se arrodilló.

No puedo olvidar como ordenaste asaltar los barcos de PDVSA con personal extranjero, como has acabado con el trabajo de años de tantas familias venezolanas: fincas, empresas, negocios, inmuebles… en uno de esos caí yo y aún permanezco afectada.

Has creado milicias asesinas dispuestas a matar a sus compatriotas y dañando la mente de personas jóvenes… estás malogrando la mente de nuestros niños inocentes con tu asquerosa doctrina marxista, mantienes a un pueblo ignorante con un bozal de arepa.

Has fomentado la invasión cubana. Has abierto nuestras fronteras a terroristas y delincuentes extranjeros. Has fomentado la corrupción de nuestras FF AA y has dado al traste con la meritocracia y la disciplina militar.

Destruiste nuestros verdes campos, nuestra capacidad productiva, la minería, la ganadería, la pesca, el comercio, la industria, la educación.

Lograste lo que ningún presidente venezolano de ninguna época: FOMENTASTE LA CREACIÓN DEL EXILIO VENEZOLANO… provocaste el éxodo de compatriotas fuera de nuestras fronteras. Unos por persecución, otros por falta de esperanza, por pobreza, por necesidades, por miedo a la inseguridad. Hoy tenemos venezolanos alejados del país y Venezuela padece una gran fuga de cerebros. Hoy, en el exilio, una valiente mujer espera la muerte de su madre, sin poder entrar al país para despedirse de ella… ¿Mereces perdón?

Destruiste nuestras esperanzas, separaste a nuestras familias. Hoy existen matrimonios separados, familias acabadas… todo gracias a ti Hugo Chávez.

Gracias a ti, somos famosos en el mundo por narcotráfico y hechos de corrupción terribles. Tú destruiste nuestra moral familiar y nuestra moral social.

También debemos agradecerte los venezolanos la INMENSA SIEMBRA DE ODIO que día a día te dedicas a promover por los medios de comunicación y dividiste el país entre blancos y negros, pobres y ricos, buenos y malos…

¿Sabes algo Hugo? Antes de despedirte de este mundo pídele perdón a Venezuela por haberla destruido, por haberla odiado, por haberla hecho objeto de tus resentimientos psicópatas.

Demuéstranos tu arrepentimiento y antes de irte al infierno, concédele la libertad a los presos políticos.

RESUMIENDO HUGO: ERES UN TRAIDOR A LA PATRIA

¡HUGO PÍDELE A DIOS QUE TENGA PIEDAD DE TI PORQUE YO NO PUEDO TENERLA!

YO EXIJO QUE SE HAGA JUSTICIA… QUIERO VER A TUS CÓMPLICES PRESOS Y ENJUICIADOS CONFORME A LA LEY, COMO SIEMPRE QUISE VERTE A TI… PERO, AL PARECER SERÁ LA JUSTICIA DIVINA LA QUE SE ENCARGARÁ DE TI… ¡QUE ASÍ SEA!

Es todo,

Manuela Alcalá

@Manuela_Alcala1

http://vivavenezuelalibre.blogspot.com

Solo faltó mencionar los más de cien mil muertos, cuyos autores materiales gozan de plena libertad por la total impunidad que reina en este régimen.

Hago una corrección al escrito: el escolta de Patricia Poleo se llamaba Germán Delgado y así se lo hice saber a su autora

 

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: